Si cada vez que te llega el recibo de luz te quejas incansablemente, quizá deberías de considerar qué equipos están consumiendo energía sin realmente necesitarlos. Seguramente te has quedado dormido más de una vez con la televisión prendida o dejado las luces encendidas mientas vas a hacer las compras.

Esos gastos se reflejan en tu bolsillo y además dañan el planeta. Ponte las pilas y pon atención al siguiente vídeo para que conozcas qué aparatos debes mantener apagados.